ATARDECIÓ SIN DECÍRSELO A NADIE

ATARDECIÓ SIN DECÍRSELO A NADIE

Editorial:
LIBERTARIAS, S.A.
Año de edición:
Materia
Narrativa española e hispanoamericana
ISBN:
978-84-7954-755-4
Páginas:
144
Encuadernación:
Rústica

«Atardeció sin decírselo» a nadie cuenta en primera persona los últimos días de Argantonio, rey de Tartessos: mítico reino de la antigüedad ibérica y que, según todos los indicios históricos conocidos hasta la fecha, albergó al pueblo más culto y rico de casi todo el Mediterráneo. Generoso y confiado en exceso, Argantonio terminó siendo ingratamente sorprendido por púnicos y fenicios, pueblos que consideraba amigos y aliados, a cuyas colonias ofreció gentilmente sus costas, y que a la postre le traicionaron consumando contra Tartessos una violenta invasión. Ya cansado y alejado por la fuerza tanto de su gente como de su tierra, Argantonio hace examen de conciencia, recuerda tristemente los avatares, las vivencias y las anécdotas de su prolongada, centenaria existencia, y sueña con que la vida le conceda un último deseo: ver por última vez a los desaparecidos Cástulo (su yerno) y Terión (su hijo).

José Luis Reyes González (Sant Joan de les Abadesses, Girona) nació en 1947 y es autor de poesía y prosa. Ha publicado «Como Burbujas», prologado por Raimond Torres Estival, «? Y el verso se hizo alma», prologado por Antonio Hurtado Poyatos, y es integrante de la antología poética de veintidós poetas de hoy titulado «Voces de un mismo canto», con prólogo de José Agustín Goytisolo. Colaboró también en diversas revistas de ámbito cultural: «La veu de l?alba», «Catarsis y Prometeo»; y junto a otros poetas, como José Gil Cánovas, Salvador Esteve Pintor o Alma Labiur, ha participado durante muchos años en el programa radiofónico «Ecos del sur», de Calafell Radio. Es cofundador y ha sido largo tiempo presidente de L?Ateneu Cultural Alba de Cunit (Tarragona). Y actualmente es ponente y coordinador de la tertulia literaria «La ploma y la paraula» en esta misma localidad, donde reside desde 1992 y goza de simpatía y reconocimiento entre sus convecinos por su entrega y dedicación a la cultura.