DAÑO MORAL Y SU CUANTIFICACION EL

DAÑO MORAL Y SU CUANTIFICACION EL

Editorial:
BOSCH, CASA EDITORIAL S.A.
Año de edición:
Materia
Derecho civil
ISBN:
978-84-9090-019-2
Páginas:
708
Encuadernación:
Cartoné

El daño moral y su reparación ocupan un lugar central en el Derecho de daños en España aunque, por supuesto, no solo resulta una cuestión controvertida y ampliamente debatida en nuestro país. Los datos muestran que la indemnización de daños de naturaleza no patrimonial supone una fracción muy sustancial del conjunto de las cuantías indemnizatorias que efectivamente se deciden por los tribunales en la mayoría de los países. En España, tradicionalmente y en la actualidad, los tribunales son liberales a la hora de apreciar la existencia de un daño moral y también a la hora de ponerle un precio a los efectos de su indemnización monetaria. Y ello incluso en muchas situaciones en que la indemnización por daños morales se concede para compensar el dolor, el sufrimiento, el impacto emocional o la privación de la capacidad de disfrute que derivan no de un evento dañoso de notable magnitud y trascendencia (la muerte, o los impactos muy severos en la salud física), sino de sucesos apreciablemente menos traumáticos. En definitiva, la admisión generosa del daño moral y su indemnizabilidad, y las nada restrictivas actitudes que prevalecen de cara a su cuantificación, son rasgos característicos del Derecho español de daños.
Aunque existen valiosas obras monográficas sobre la materia, así como capítulos relevantes en tratados y manuales que se ocupan del daño moral en Derecho español, no contamos con un tratamiento integrado de la figura del daño moral y sus ramificaciones por los distintos subsectores del Derecho de daños. Por este motivo, un diverso grupo de juristas, con el importante acompañamiento de dos economistas, abordan en esta monografía la tarea de ofrecer un análisis de la noción del daño moral y de las técnicas y modos de su reparación, y cómo ambas se manifiestan tanto en distintas esferas del sistema jurídico (desde los accidentes de trabajo a la responsabilidad patrimonial de las administraciones, pasando por la propiedad intelectual e industrial), como en las diversas clases de eventos dañosos (discriminación, muerte, lesiones, intervenciones médicas no consentidas, e incumplimientos contractuales).