EN LA SENDA DE STANISLAVSKI

EN LA SENDA DE STANISLAVSKI. ESCRITOS DE NEMIRÓVICH DÁNCHENKO

Editorial:
FUNDAMENTOS, S.A.
Año de edición:
ISBN:
978-84-245-1327-6
Páginas:
192
Encuadernación:
Rústica
Colección:
COLECCION ARTE

La obra teórica y pedagógica de Nemiróvich-Dánchenko es inseparable de la de Stanislavski, a pesar de lo cual se conoce poco fuera de Rusia. Solo escribió un libro titulado Del pasado, pero existe un abundante material en forma de cartas, diarios, artículos y conferencias que reflejan una sólida metodología en la enseñanza del arte del actor. El director y pedagogo ruso sostenía que el actor no debe actuar nada ni emplear ningún artificio ni convención, sino que debe partir siempre de su individualidad, una individualidad liberada de formas estereotipadas. Afirmaba que durante una representación el espectador debe olvidarse del director e incluso del autor, entregándose por completo al actor, pues es el actor quien habla, no el director ni el autor.
En este libro se ofrece una selección del extenso legado literario de Nemiróvich Dánchenko, desde episodios de la creación y los primeros montajes del Teatro del Arte hasta material documental de las puestas en escena que hizo en solitario, pasando por reflexiones sobre el teatro de Gorki, la adaptación a la sociedad nacida de la Revolución de Octubre o el arte del actor.
Vladímir Ivánovich Nemiróvich-Dánchenko (1858-1943) fue un escritor, director de escena y pedagogo de importancia fundamental en el teatro ruso. Dramaturgo de prestigio en la última década del siglo XIX, dirigió la sección teatral de la Sociedad Filarmónica de Moscú, formando a actores como Vsévolod Meyerhold y Olga Knípper, que más adelante sería la esposa de Antón Chéjov. En 1897 mantuvo una entrevista de doce horas con Konstantin Stanislavski, que dio origen al Teatro del Arte de Moscú, posiblemente la compañía que más ha influido en el teatro del siglo XX. Fue codirector de esa agrupación con Stanislavski hasta la muerte de este en 1937 y a partir de entonces la dirigió en solitario hasta su propia muerte.
Codirigió con Stanislavski todas las obras de Chéjov y Gorki montadas en el Teatro del Arte y también dirigió obras en solitario. En 1919 creó el Estudio Musical del Teatro del Arte, dotando al trabajo de los cantantes de ópera de una sólida base actoral de la que carecían hasta entonces. Recibió el Premio Nacional de Teatro en 1942 y 1943.