MAMA ENSEÑAME A AMAR

MAMA ENSEÑAME A AMAR. EDUCACION AFECTIVA Y SEXUAL DE TU HIJA PREADOLESCENTE LA

Editorial:
EDICIONES PALABRA S.A.
Año de edición:
ISBN:
978-84-9061-205-7
Páginas:
139
Encuadernación:
Rústica
Colección:
PALABRA HOY

Tu hija ya no es una niña, pero tampoco es del todo una mujer; está sometida a una fuerte presión y la invaden todo tipo de preguntas. ¿El cuerpo sirve para tener experiencias? ¿Cómo vivir los cambios de mi cuerpo? ¿Cómo prepararme para mi vida de mujer? ¿Cómo gustarme y quererme a mí misma? ¿En qué consiste hacerse mujer? ¿Debo estar dispuesta a todo con tal de tener éxito? Nuestra hija se encuentra frágil e insegura frente a su cuerpo en transformación. Para aceptarse, para proyectarse en el futuro con confianza, necesita descubrir pronto la belleza de su cuerpo y el valor de su feminidad, escuchar los deseos de su corazón. Es un reto vital para ella. Y necesita nuestra ayuda. La autora invita a las madres a dialogar con sus hijas de 9 a 14 años, planteando varias conversaciones adaptadas a su evolución. Es una guía llena de consejos, un itinerario que invita a las chicas a reflexionar por sí mismas frente a su contexto (internet, el mundo de la música, la relaciones chicos-chicas...) para ayudarlas a crecer desmontando las trampas contra el amor. Inès Pélissié du Rausas está casada y es madre de cinco hijos. Ha publicado su tesis de doctorado sobre filosofía: El pudor, el deseo de amar y el amor humano (Editions des Beatitutes); actualmente imparte numerosas conferencias, lo que le permite recoger los casos concretos, los testimonios de los padres y las opiniones de los jóvenes que dan cuerpo a esta obra. Esta obra es continuación de su exitoso libro, ¡Por favor, háblame del amor!, manual de educación afectiva y sexual hasta los 8 años publicado en esta misma colección. Con sus libros pretende ayudar a los padres en su tarea de proporcionar la educación sexual en el seno de la familia. Porque es a nosotros, padres, a quienes corresponde encontrar las palabras -nuestras palaras- para hablar a los hijos. Y serán las mejores, porque surgen del corazón y ¡porque conocemos y amamos a nuestros hijos más que nadie!