PALMAGALLARDA

PALMAGALLARDA. I. ROSAS, CALAS Y MAGNOLIAS

Editorial:
RENACIMIENTO EDITORIAL
Año de edición:
Materia
Narrativa española e hispanoamericana
ISBN:
978-84-16246-91-5
Páginas:
690
Encuadernación:
Rústica
Colección:
CUATRO VIENTOS

Un naufragio. El naufragio de una clase social es lo que evocan y recrean estas páginas. A las puertas de una horrible guerra, la guerra civil española, una familia aristocrática afincada en la milenaria ciudad de Recuerda asiste sin percatarse al ocaso de su linaje. Los fastos y agasajos del pasado se apagan para los Palmagallarda, al tiempo que la Historia, protagonista revolucionaria, trastoca escalafones y alumbra nuevas élites y nuevas servidumbres.
De la manera en que debe de hacerlo una novela, con fina observación, voluntad de estilo y afán de trascender la anécdota para llegar al fondo de la condición humana, los personajes y acciones que aparecen reconstruyen una época y aportan motivos para reflexionar sobre el amor y la felicidad, la lealtad, el odio y la altanería, el sexo y sus muchas máscaras... Testimonio histórico y retrato literario.


Ignacio Romero de Solís (Sevilla, 1937). Periodista, escritor, traductor y crítico gastronómico. Desde joven tomó posiciones contrarias al régimen franquista, circunstancia que en 1961 le acarreó la detención y la apertura de un Consejo de Guerra, acusado de atentar contra la seguridad del Estado. A resultas de aquello pasó un año en la cárcel de Carabanchel. En 1963 se exilió en París, donde estudió Economía en La Sorbona. En 1966 volvió a España para trabajar como redactor-jefe en España Económica. Tras el cierre gubernamental de dicha publicación, en 1973, formó parte del grupo fundacional de Cambio 16. Durante estos años tradujo a los filósofos estructuralistas franceses, y ya desde el periodismo trabajó por una «transición» democrática de España. Entre 1974 y 1976 fundó y dirigió La Ilustración Regional, revista encaminada a crear un estado de opinión favorable a la democratización del país y a la descentralización del Estado.
En 1980 fue nombrado director de RTVE en Andalucía y diez años más tarde de Antena-3 TV en Sevilla. Durante la década de los ochenta mantuvo una columna en el diario ABC y otros diarios nacionales. Como crítico gastronómico firma como «Ventura Comino» en ABC, así como en revistas especializadas.