TIEMPO DE TRANSICION

TIEMPO DE TRANSICION

Editorial:
HUERGA Y FIERRO
Año de edición:
Materia
Narrativa histórica
ISBN:
978-84-941923-3-3
Páginas:
198
Encuadernación:
Rústica
Colección:
NARRATIVA

9788494192333PATRICIO PEÑALVER Ortega, nació en Espinardo (Murcia) en 1953. Desde muy joven compagino diversas ocupaciones laborales, con los estudios de Graduado Social que terminó y de Filosofía y Letras que abandonó.
Desde comienzos de los ochenta se dedica al periodismo. En Diario 16-Murcia estuvo cinco años como reportero y columnista. Ha colaborado habitualmente en varios diarios regionales como La Opinión y La Verdad, así como en la agencia EFE. Asimismo ha realizado crítica literaria y diversos programas radiofónicos en las emisoras Onda Regional de Murcia y Onda Cero, así como en la televisión autonómica Canal 7.
En diciembre de 2000 publicó Una novela sin nombre, la Asociación de Amigos de la Lectura le otorgó el premio "Autor Revelación del año 2000, y en 2002 El Murmullo de las estaciones.
TIEMPO DE TRANSICIÓN. Por un tiempo de cambios idealizado unas veces por unos y denostado por otros se mueven los personajes, a su libre albedrío, con sus vivencias y peripecias recorriendo los límites de un nuevo mapa que está por explorar. De pronto, y no por arte de birlibirloque, lo que ayer era ilegal deja de serlo, de un tiempo de silencio los personajes pasan a otro que es ya un clamor ruidoso en la calles.
El tío Juan, desde su quiosco, observa con cierto recelo la nueva etapa convulsa, mientras los viernes suele platicar con su amigo el pescador pelirrojo que llega a la plaza de abastos, recordando siempre los tiempos pasados. Los jóvenes, Antonio, hijo del quiosquero y tornero a punto de ser despedido y el estudiante Víctor, que pronto será médico, se dejan engullir por la flamante "movida" musical, social y artística. Un tiempo frenético e inquietante que pronto devendrá en un cierto desencanto. Ahora que algunas voces proponen una segunda Transición, el autor nos presenta a estos personajes literarios que parecen estar más en boga, que cuando realmente fueron creados.