WORLD PRESS PHOTO 13

WORLD PRESS PHOTO 13

Editorial:
BLUME S.A.
Año de edición:
Materia
Fotografía artística
ISBN:
978-84-9801-701-4
Páginas:
160
Encuadernación:
Rústica
Colección:
WORLD PRESS PHOTO

Una selección de la mejor fotografía de prensa del año 2012 presentada en el prestigioso concurso internacional World Press Photo, con un recorrido por los acontecimientos más destacados del año. Impresionantes fotografías galardonadas según una categoría temática, como personajes, noticias, retratos, deportes y naturaleza, entre otros. En el 56. concurso anual se presentaron 5.666 fotógrafos de 124 países, con un total de 103.481 fotografías enviadas. 54 fotógrafos de 33 nacionalidades diferentes resultaron premiados. En este libro se presentan las 154 imágenes seleccionadas. Cada año, World Press Photo invita a los fotógrafos de prensa del mundo a participar en el concurso World Press Photo, el certamen anual más importante y prestigioso del fotoperiodismo mundial. Todas las fotografías fueron juzgadas en febrero de 2013 en Ámsterdam por un jurado internacional independiente compuesto por 21 reconocidos profesionales.   En la portada del libro aparece la fotografía ganadora del World Press Photo 2012, del fotoperiodista sueco Paul Hansen: los cuerpos de los niños Suhaib Hijazi, de dos años de edad, y su hermano mayor, Muhammad, de casi cuatro, son trasladados por sus tíos a la mezquita para su funeral en la ciudad de Gaza. Los niños murieron tras el ataque aéreo israelí, el 19 de noviembre, durante el cual su casa quedó destruida. Su padre, Fouad, también resultó muerto, mientras su madre y los otros cuatro hermanos quedaron gravemente heridos. El 14 de noviembre Israel había iniciado una intensa ofensiva contra Gaza, gobernada por Hamás, en respuesta al continuo lanzamiento de misiles por parte de los grupos militantes palestinos. Durante los primeros días de la ofensiva, Israel atacó objetivos de importancia militar y estratégica, aunque posteriormente extendió su radio de ataque e incluyó zonas residenciales sospechosas de albergar a militantes de Hamás. En el momento en el que se produjo el alto el fuego, habían muerto más de 150 personas en Gaza, de las cuales 103 eran civiles y, al menos, 30 eran niños.