LA ÚLTIMA BANDERA

LA ÚLTIMA BANDERA

Editorial:
ALMUZARA ESTUDIOS, S.A
Año de edición:
Materia
Narrativa extranjera o traducida
ISBN:
978-84-17229-58-0
Páginas:
272
Encuadernación:
Rústica

Billy Bad-Ass, un veterano de la Marina, regenta su propio bar cuando Larry Meadows regresa a su vida treinta y cuatro años después, tras cumplir pena en una prisión naval. Meadows ha buscado a Billy para que lo acompañe en una terrible misión: la de recuperar el cuerpo de su hijo, asesinado en la guerra de Irak, que va a ser enterrado en el cementerio de Arlington. Billy está de acuerdo, pero Meadows pretende reclutar también para la empresa al antiguo camarada de ambos, Mule, un compañero de correrías que ha reorientado su vida y, para gran diversión de Billy, se ha convertido en pastor de almas.
Si "El último deber" fue llevada a la pantalla por Hal Ashby en 1973, con Jack Nicholson al frente del reparto, este regreso de los personajes que la protagonizaron cuenta también con una formidable adaptación cinematográfica a cargo de Richard Linklater y producida por Amazon Studios, con Bryan Cranston, Steve Carell y Laurence Fishburne encabezando un rutilante elenco.

Darryl Ponicsán nunca imaginó que su primera novela, "El último deber" -hoy un título de culto-, tendría continuidad. Sin embargo, con la invasión de Irak, los mismos elementos que inspiraron el original -la injusticia, una guerra sin sentido, hombres de honor atrapados en posiciones insostenibles- lo llevaron a revisitar a Billy Bad-Ass, Mule y el desventurado Meadows, para ver cómo les iba a sus personajes en la vida estadounidense posterior al 11 de septiembre. El resultado es "La última bandera", una historia tan dura y tierna, tan triste y divertida como "El último deber". Lo que sigue es un recorrido como el que realizaron 34 años atrás: un viaje desde Norfolk a Portsmouth, en una misión tan desgarradora y emocionante como la primera.

«Un retrato veraz y conmovedor de los anhelos y temores de la América contemporánea». RICHARD ADAMS
«Darryl ha capturado la complejidad de la camaradería masculina con tanta brillantez como lo hizo en "El último deber"». BRYAN CRANSTON