ESPERANZA UNA TRAGEDIA

ESPERANZA UNA TRAGEDIA. UNA TRAGEDIA

Editorial:
BLACKIE BOOKS
Año de edición:
Materia
Narrativa extranjera o traducida
ISBN:
978-84-940019-2-5
Páginas:
340
Encuadernación:
Tela
Colección:
BLACKIE BOOKS

Todo hombre tiene derecho a ser infeliz, y quizá tenga incluso el deber. La esperanza (por ejemplo, del que añora ser feliz) es nociva, y la humanidad se habría ahorrado muchos problemas si no fuese adicta a este engañoso narcótico.

¿Hitler? El mayor optimista del siglo xx: un soñador, un romántico. Al fin y al cabo, nada más esperanzado que la idea de una solución, encima final. ¿Mao, Stalin,

Pol Pot? Tres cuartos de lo mismo. Así podrían resumirse las enseñanzas del Profesor

Jove, terapeuta sui generis al que Solomon Kugel acude porque, paradójicamente, sueña con una vida mejor.

Víctima de la esperanza, Kugel no solo es padre, sino que ha decidido llevarse a su familia a una casa rural en Stockton, Estados Unidos, un poblado donde nunca ha pasado nada, del que no ha salido nadie famoso... excepto un pirómano muy activo en los últimos tiempos.

Kugel quiere empezar una vida nueva, quitarse de encima el peso de la historia; la suya, personal y familiar, y la de su pueblo. Porque ambas historias parecen una y la misma. Su madre solo ha estado en un campo de concentración durante una visita turística, pero se comporta como si fuera Ana Frank.

Hasta que un olor fétido y unos ruiditos llevan a Kugel a descubrir a una mujer que lleva treinta o cuarenta años escondida en el desván (se trata, al fin y al cabo, de una casa antigua). Y que dice ser, ella sí, Ana Frank.

0 stars -
el 27.08.2012 Por

Fragmento seleecionado:

Nada.

Le dio otro golpecito.

Muerta. Estaba muerta.

Bueno, mejor eso que viva.

Aunque tal vez era peor.

Alargó otra vez el brazo, pero de pronto, como si se levantara de la tumba, aquella mano cadavérica le pegó un manotazo furioso a la linterna.

—¡Dios! —bufó Kugel, que dio un paso atrás y levantó la linterna, como si se dispusiera a atacar—. ¡Jesús, hostia!

La vieja tosió (una tos enfermiza, atroz), se cubrió el hombro con la manta raída y, con un murmullo, dijo:

—Casi.

Tenía una voz áspera, afónica, y volvió a toser al tiempo que se incorporaba sobre una cadera.

—Está viva —dijo Kugel.

La vieja se secó la baba que le cubría los labios.

—Si no se lo dice a nadie, yo tampoco lo haré —dijo la mujer.

—¿Y usted quién es? —preguntó Krugel, apuntándola con la linterna—. ¿Qué quiere? ¿Es la pirómana? ¿Cuánto tiempo lleva aquí? ¿Necesita ayuda? ¿Quiere que llame a una ambulancia ¿Es la pirómana? ¿Se encuentra bien? ¿Usted quién es?

La vieja carraspeó de nuevo para aclararse la voz.

—Soy Ana Frank —gruñó.


Añadir comentario

Por Recomendación Librerías Picasso el 27/08/2012

Fragmento seleecionado:

Nada.

Le dio otro golpecito.

Muerta. Estaba muerta.

Bueno, mejor eso que viva.

Aunque tal vez era peor.

Alargó otra vez el brazo, pero de pronto, como si se levantara de la tumba, aquella mano cadavérica le pegó un manotazo furioso a la linterna.

—¡Dios! —bufó Kugel, que dio un paso atrás y levantó la linterna, como si se dispusiera a atacar—. ¡Jesús, hostia!

La vieja tosió (una tos enfermiza, atroz), se cubrió el hombro con la manta raída y, con un murmullo, dijo:

—Casi.

Tenía una voz áspera, afónica, y volvió a toser al tiempo que se incorporaba sobre una cadera.

—Está viva —dijo Kugel.

La vieja se secó la baba que le cubría los labios.

—Si no se lo dice a nadie, yo tampoco lo haré —dijo la mujer.

—¿Y usted quién es? —preguntó Krugel, apuntándola con la linterna—. ¿Qué quiere? ¿Es la pirómana? ¿Cuánto tiempo lleva aquí? ¿Necesita ayuda? ¿Quiere que llame a una ambulancia ¿Es la pirómana? ¿Se encuentra bien? ¿Usted quién es?

La vieja carraspeó de nuevo para aclararse la voz.

—Soy Ana Frank —gruñó.


Añadir comentario

Otros libros del autor

  • LAMENTACIONES DE UN PREPUCIO
    Título del libro
    LAMENTACIONES DE UN PREPUCIO
    AUSLANDER SHALOM
    BLACKIE BOOKS
    Vale, Dios no dice nada cuando Le hablan, asunto a partir del cual se han escrito pliegos interminables, pero no por...
    En stock

    21,00 €

  • LAMENTACIONES DE UN PREPUCIO
    Título del libro
    LAMENTACIONES DE UN PREPUCIO
    AUSLANDER SHALOM
    BLACKIE BOOKS
    Vale, Dios no dice nada cuando Le hablan, asunto a partir del cual se han escrito pliegos interminables, pero no por...
    En stock

    15,00 €