ANA CONTRA LA MUERTE

ANA CONTRA LA MUERTE

CALDERON GABRIEL

16,90 €
IVA incluido
Editorial:
PUNTO DE VISTA EDITORES
Año de edición:
2022
Materia
Teatro español e hispanoaméricano
ISBN:
978-84-18322-84-6
Páginas:
120
Encuadernación:
Rústica

Disponibilidad:

  • LIBRERÍAS PICASSO - ALMERÍAEn stock
  • LIBRERÍAS PICASSO - GRANADAEn stock
16,90 €
IVA incluido
Añadir a favoritos

La obra de Gabriel Calderón está marcada por el humor y la fantasía; sin embargo, en Ana contra la muerte, renuncia al tono irónico habitual para enfocarse en la familia y la muerte. En esta obra, Ana quiere ayudar a su hijo que padece cáncer, pero, como no puede costear los tratamientos que requiere, hará lo impensable para salvarlo de la muerte. El autor nos presenta una historia trágica cargada de amor donde se cuestiona el sentido de la vida y la muerte, la arbitrariedad de la justicia, las consecuencias de las diferencias sociales y los límites del amor maternal.
«A mí no, a mí no me alcanza. Deberíamos vivir más. Y no estoy pidiendo la inmortalidad, no necesito tanto, pero tener que elegir entre ser inmortal y esta miseria de años que se nos da me parece muy poco. Yo no quiero la eternidad, pero pretendo más de la vida, quiero otra vuelta en esta calesita. Todavía no entiendo de qué va la cosa. Yo entiendo que todos se conformen, que digan es así, que es como es, pero yo estoy podrida de que sea así. No me resigno. No me conformo».
Ana contra la muerte


«Ana se levanta en la escritura de Calderón como un símbolo que ha alcanzado la altura de personajes tales como Mariana Pineda, trascendiendo el hecho específico para complejizar los límites del comportamiento humano».
Roxana Rügnitz, La diaria
«Me resulta imposible imaginar a alguien salir ileso de esta obra devastadora e imprescindible [...]. Ana es capaz de soportar todo, cualquier cosa, menos la muerte de su hijo».
Paula Scorza, El observador
«Nos enfrentamos a una montaña rusa de emociones que van de la desesperación a la rabia, pasando por la nostalgia y la ternura. Un terremoto que no da tregua al espectador».
Arturo Padrón, MardTeatro

Artículos relacionados