NOMBRES DE LAS COSAS QUE ALLI HABIA, LOS

NOMBRES DE LAS COSAS QUE ALLI HABIA, LOS. CUENTOS ESCOGIDOS

Editorial:
ALFAGUARA
Año de edición:
Materia
Cuentos y relatos
ISBN:
978-84-204-3594-7
Páginas:
312
Encuadernación:
Rústica
Colección:
ALFAGUARA HISPANICA

Los mejores cuentos del autor del inolvidable El cartero de Neruda. En Los nombres de las cosas que allí había Juan Villoro selecciona y prologa los mejores cuentos de Antonio Skármeta, publicados originalmente en cinco libros que marcaron a toda una generación de escritores y que supusieron una renovación de la prosa latinoamericana. Cada uno de los cuentos que integran este libro es una extraordinaria pieza literaria. El amor, la juventud, el deseo y la libertad, junto a la prosa versátil, la sensibilidad, la sutil ironía que a veces deriva en humor negro, confirman a Antonio Skármeta como uno de los grandes cuentistas de la literatura contemporánea. Críticas:
«Skármeta entendió que no hay nada tan importante como empezar y convirtió ese impulso en una estética. Comenzaba un lenguaje, comenzaba un país, comenzaba un mundo: la vida estaba por delante.»
Juan Villoro «Se advierte en el estilo de Skármeta la libertad de escritura de Jack Kerouac.»
Le Monde Diplomatique «Los cuentos de Skármeta hacen suya la visión del mundo propia de una juventud que respira y protagoniza una época de tanto entusiasmo y apertura como incertidumbre histórica.»
Alejandra Costamagna «Literatura cotidiana, de situaciones que apenas se ven de chicas y que se mitifican y que Skármeta salva por la palabra calibrada, la ternura y la confianza en las cosas que nos transmite.»
Mauricio Wacquez «De Skármeta, ¿qué se puede decir?, pues es un seductor en estos lances.»
El País «Antonio Skármeta se sustrae igualmente al imán del melodrama, recorre los bordes del dolor sin deslizarse hacia el interior de ellos, y por último logra caminar sin estridencias sobre las brasas, jamás adormecidas, de todos los desarraigos. Con brevedad, y con atino.»
El Mundo «En cada obra suya, Skármeta pone a prueba a la nación, pone a prueba a la cultura popular del hombre común, que es la última muralla de resistencia.»
Ariel Dorfman