TDAH NO ES UNA CONDICION NEGATIVA EL

TDAH NO ES UNA CONDICION NEGATIVA EL. LA CAUSA DE TAN ELEVADO PORCENTAJE DE DIAGNOSTICOS ERRONEOS ACERCAMIENTO DESDE LA NEUROCIENCIA COGNITIVA

Editorial:
CEPE
Año de edición:
Materia
Educacion especial
ISBN:
978-84-7869-678-9
Páginas:
226
Encuadernación:
Rústica
Colección:
EDUCACION ESPECIAL Y DIFICULTADES DE AP*

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad es la alteración neuropsiquiátrica más frecuente en la infancia. Interfiere con el desarrollo personal, familiar, académico y social del niño y puede continuar presente en la adolescencia y la edad adulta. Identificarlo y manejarlo adecuadamente condiciona en gran medida el futuro de los niños que lo padecen. A pesar de los avances en el conocimiento del TDAH, del desarrollo de guías y protocolos de diagnóstico y tratamiento, así como de la organización de jornadas y grupos de trabajo para fomentar su abordaje multidisciplinar, el diagnóstico diferencial y el manejo de los niños con trastornos de aprendizaje y de adaptación escolar constituye un reto para clínicos y educadores y, en la mayoría de los casos, un camino lleno de obstáculos para padres y familiares. La ausencia de pruebas diagnósticas específicas, las dificultades para el acceso a una buena valoración neuropsicológica y los problemas de coordinación entre profesionales de distintos ámbitos (sanidad, educación, servicios sociales), generan incertidumbre, insatisfacción y, en muchos casos, errores en el diagnóstico y en el manejo de estos niños, con la consiguiente repercusión en su proceso educativo y su socialización. El primer paso para avanzar en coordinación es aproximarse con humildad y respeto al trabajo realizado por profesionales de otros ámbitos. Saber lo que hacen y lo que pueden aportar en la evaluación y el manejo de las dificultades de estos niños y en la orientación a las familias y al resto de profesionales. Este libro es un ejemplo de ello. Su autora nos muestra de forma clara como la neuropsicología actual, desde la evaluación de las funciones cognitivas, puede contribuir al diagnostico diferencial y al tratamiento de los niños con TDAH y de aquellos otros que también presentan dificultades de aprendizaje y adaptación escolar, pero que no tienen un TDAH.